Reflexiones en un mercado bajista

Hola entusiastas de las criptomonedas. Bueno… los que todavía queden.

Seguimos metidos en el mercado bajista y cuando ya creíamos que esto estaba por acabar, nos percatamos que todavía podemos caer más bajo. Bitcoin a 3400 dólares, Ethereum a menos de 100 y muchas criptomonedas que llegaron a valer decenas de dólares hace un año ahora están a centavos. ¿Quiénes seguimos todavía en este mundo? ¿Quiénes y cuántos se retiraron con duras pérdidas y ese sentimiento de frustración que hará que nunca vuelvan a acercarse a las criptomonedas? ¿Qué hace que los sobrevivientes nos mantengamos en este criptomundo a pesar de las pérdidas? Existen muchas respuestas a estas preguntas, aquí analizaremos algunas de ellas.

 

La Ley de la Selección Natural en las criptomonedas

Comenzaré citando a Charles Darwin;

“Aquellos miembros de la población con características menos adaptadas (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad. Entonces aquellos miembros con características mejor adaptadas sobrevivirán más probablemente”.

Esto trasladado al mundo de las criptomonedas significa “¡A tirar la basura!” Después del boom de los hardforks, de que cualquiera podía emitir su criptomoneda ERC20 y muchos la iban a comprar, después del surgimiento de cientos de ICOs fraudulentas hoy esto ya no sucede con tanta frecuencia.

Los hardforks se popularizaron y creo yo, fue uno de los factores que inflaron una burbuja que no podía sostenerse por mucho tiempo. No me malinterpreten, no hablo que el Bitcoin sea una burbuja, sino los hardforks que nacieron de éste. Hoy se pone en evidencia que estos no deberían existir por lo nocivos que son a nuestro criptomundo. Espero profundizar sobre este tema en otro artículo.

Emisión indiscriminada de tokens ERC20. Ethereum abrió la posibilidad de que casi cualquiera pudiera crear su criptomoneda, solo pagando un poco de publicidad, una página web y con mínimos conocimientos de programación, muchos pudieran hacerse millonarios. Pero si no existe un proyecto sólido o un buen líder que lo saque adelante, este tipo de criptmonedas tienden a morir o a evidenciar la farsa que son. Ejemplos hay muchos: Oyster Pearl (éste parecía buen proyecto), Terraminer (publicidad en Youtube hasta el cansancio), Sandcoin (estuve muy cerca de invertir en éste) y otras más.

Aunque todavía están agonizantes otras criptomonedas de dudosa reputación, los inversionistas que quedan ya no entregan su dinero tan fácilmente a estos “proyectos”. Eso es un indicador de que el mercado está madurando y que no solo hay una limpia de criptomonedas sino de inversionistas también.

 

Los sobrevivientes

¿Quiénes seguimos vivos? Seguimos vivos los inversionistas que confiamos en la nueva tecnología, aquellos que nos hemos tomado la molestia de investigar y ver más allá de las apariencias, aquellos traders experimentados que saben sacar ganancias hasta en un mercado tan rojo como el de ahora, aquellos que invirtieron su dinero y solo harán uso de él en unos 10 años, entre otros más. En cuanto a lo proyectos que emiten criptomonedas, siguen vivos los proyectos más fuertes, aquellos que tienen mucho dinero de respaldo, aquellos en los cuales su criptomoneda solo es una consecuencia y no un fin en sí mismo, aquellos con una fuerte comunidad, aquellos proyectos que no les importa el mercado y siguen haciendo alianzas y avances tecnológicos… y también uno que otro que “de milagro” sigue vivo (son libres de incluir a Latinotoken en este grupo).

Este artículo puede extenderse todavía más, me han faltado muchos puntos por abarcar, pero lo continuaré en próximas entregas. Hasta pronto.

La entrada Reflexiones en un mercado bajista se publicó primero en Latino Token.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *