Las estafas en las Startups y en las ICO siguen generando puntos negativos

Desde el año 2017, los inversores han perdido miles de millones invirtiendo en proyectos de criptomonedas y de Blockchain. En un entorno carente de información, los proyectos – estafa, las ideas mal ejecutadas y sus aplicaciones al mundo real que simplemente no tienen sentido comercial. Un estudio reciente puede arrojar algo de luz sobre la situación en la que se encuentra esta parte y lo que está sucediendo, desgraciadamente, dentro del cripto ecosistema.

MERL Tech, un blog de investigación centrado en la aplicación de la tecnología en la ayuda humanitaria, publicó un artículo el 29 de noviembre con comentarios adicionales del autor de un estudio que examinó la brecha entre lo que propone inicialmente estos proyectos relacionados con la tecnología Blockchain, generalmente llamados Startup o ICOS, y los datos reales y verificables. Los resultados y los hallazgos fueron sorprendentes.

Según un estudio de John Burg et. al., lo que ofrecieron inicialmente por muchos proyectos de cadena de bloques son bastante dudosas, y muchas no proporcionan ninguna evidencia tangible para respaldar dichas expectativas, que ellos mismos generaron.

Burg tiene una larga historia de trabajo en desarrollo internacional y ayuda humanitaria, ha trabajado como becario en la Oficina de Recursos de Asistencia Exterior de los Estados Unidos (USAID) y anteriormente trabajó como coordinador en la división de Asistencia Extranjera del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El estudio que él y sus colegas realizaron muestrearon 43 proyectos basados en la Blockchain diferentes, especialmente aquellos en la organización “no gubernamental”, los contratistas del gobierno y el espacio de ayuda humanitaria.

Según Burg, intentó examinar la veracidad de las promesas de dichos proyectos como, “costos operacionales reducidos hasta un 90 %” y “captura y almacenamiento de datos precisos y seguros” y si en realidad existía evidencia verificable y tangible de que estas Startups iban a cumplir con sus promesas.

Resultados de la investigación:


En su publicación de seguimiento sobre la investigación, agregó que muchas de las declaraciones hechas por estas compañías eran falsas, con poca evidencia para probar que estas cifras son legítimas, o incluso alcanzables:

“Encontramos una proliferación de comunicados de prensa, White Papers y artículos escritos de manera persuasiva. Sin embargo, no encontramos ninguna documentación o evidencia de que los resultados que se suponía que hubieran alcanzado, ni de las nuevas cadenas de bloques que estas compañías afirmaban en sus declaraciones iniciales”,

Más preocupante, estas empresas no utilizaron ningún tipo de marco legal o estándares para llevar a cabo su proyecto. Si estas compañías tuvieron éxito o fracasaron, no había manera de evaluar, ni constatar objetivamente el desempeño de la inversión realizada por el público que confió en estas Startups y sus ICO:

“Tampoco encontramos lecciones aprendidas o conocimientos prácticos, ya que según los informes de estas compañías, dichos datos no pueden ser publicados por que están disponibles para otras tecnologías en desarrollo”.

Sin embargo, lo más preocupante fue que estos proyectos eran completamente opacos y oscuros, o que no estaban dispuestos a compartir siquiera los pequeños hallazgos que tenían. Burg investigó los 43 proyectos, y ninguno estaba dispuesto a compartir datos, con el público, ni con los investigadores.

“Ningún proyecto basado en la tecnología de cadena de bloques estuvo dispuesto a compartir sus datos sobre los resultados del programa de inversión que aplicaron y que prometieron.

A pesar de toda la exageración acerca de cómo la tecnología Blockchain traerá una transparencia nunca antes vista, ninguna de estas compañías anunciaba abiertamente sus procesos y operaciones, en entorno de poca confianza, como nuestros investigadores, la industria en sí misma es muy opaca”.

Tal evaluación de la industria es escalofriante. Para una tecnología que se posiciona a sí misma como una forma de introducir transparencia, operar en tal secreto es preocupante. Como más adelante en su publicación expresa con bastante fuerza Burg.

“Hay mucho marketing bien pensado en estas Startups y sus ICO, que están disponibles, y tratan de convencer a los desarrolladores profesionales de que su cadena de bloques de valor se sumará a su trabajo. Pero, hay una falta de datos detallado sobre lo que sucede cuando, un proyecto de estos mencionados, elige usar la tecnología Blockchain y como usará a estos desarrolladores, y el capital de las personas que invierten en ellas”.

En la mayoría de los otros campos de la ciencia y la investigación, las nuevas tecnologías generalmente se someten a un proceso estructurado de evaluación bien planeado y transparente. Esto permite que los investigadores principales de una tecnología construyan su éxito y aprendan de sus fallas.

“En el caso de evaluar la tecnología en proyectos humanitarios, el marco de Monitoreo, Evaluación, Investigación y Aprendizaje en desarrollo (MERL) es uno de los muchos marcos posibles que se pueden aplicar”. Expresó Berg.

Esta falta de estructura tiene consecuencias de largo alcance. Es muy posible que los actores maliciosos estén utilizando la a simetría de la información para aprovecharse del público.

Sin regulaciones o métodos claros para evaluar el mérito de un proyecto, una empresa puede recaudar millones y participar en actividades sin escrúpulos sin repercusión, especialmente en muchos de los llamados refugios de cadena de bloques como Gibraltar o Malta, según lo que nos expresa Berg.

Además, hay evidencia bastante alarmante que sugiere que esto ya ha sucedido. Por ejemplo, de las cinco mayores ICO por los fondos recaudados, tres actuaron con negligencia, y dejaron a sus inversionistas defraudados. TaTaTu, Dragon y HDAC recaudaron millones de dólares de fondos de inversores, y los tres desperdiciaron estas inversiones en planes mal concebidos, como el casino Dragon flotante en Macao.

Entre los tres proyectos, los inversores que habían comprado un token de estos ICO perdieron el 91 por ciento, o más, de su inversión original. En total, solo entre los tres proyectos despilfarraron más de  1,15 mil millones de $ en fondos de sus inversionistas.

“Más del 80 % de los proyectos iniciales basados en tecnología de cadena de bloques son identificados por varias jurisdicciones como una estafa”.

Una catástrofe de esta magnitud es posible porque los inversionistas no tienen un marco legal, o incluso cierto nivel de estandarización, para evaluar y comparar a validez de las propuestas y diferenciar entre el ruido y la información objetiva y, en consecuencia, permitir que las estafas prosperen en la industria privada es completamente fácil, como hemos sido testigo a lo largo de la historia de las criptomonedas, las Startups y las ICO.

En última instancia, el riesgo recae sobre el inversor individual, ya sea que compre algún tipo de criptomonedas o que invierta en una Startup, la tarea previa debida es necesaria e incluso nos atrevemos a decir obligatoria. Tome precauciones y verifique si las promesas de la organización en la que está invirtiendo son legítimas, si esa compañía cumple con las leyes y regulaciones locales e internacionales, y si esa empresa tiene en mente los mejores intereses de los inversionistas, o sea, posiblemente usted o uno de sus amigos, o familiares.

“La información es oro, infórmese hasta más no poder, antes de poner un sólo $, o un solo € en este tipo de proyectos y su ICO”

La entrada Las estafas en las Startups y en las ICO siguen generando puntos negativos se publicó primero en Bitcoin.es tu portal de información de criptomonedas.

La entrada Las estafas en las Startups y en las ICO siguen generando puntos negativos aparece primero en Que es Bitcoin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *