La Agencia de Servicios Financieros en Japón enfatiza que los Stablecoins no son criptomonedas bajo la ley actual

La agencia de servicios financieros en Japón explicó cómo la legislación japonesa actual, trata a los stablecoins, recordando que no son monedas virtuales. Este regulador financiero japonés aclaró cuales son  los requisitos de registro para sus emisores y distribuidores.

Durante el mes de Abril del año pasado, entró en vigencia la Ley de Liquidación de Fondos modificada de Japón y la Ley de Servicios de Pago enmendada que se basa en las monedas virtuales (incluyendo las criptomonedas) como medio de pago y las exonera del impuesto al consumo. Este último requiere que los operadores de intercambio de criptomonedas se registren en la Agencia de Servicios Financieros (FSA).

El impuesto al consumo es el impuesto que grava el gasto en bienes y servicios, una ley municipal en Japón. Este sistema puede considerarse similar al IVA (impuesto al valor agregado) o al impuesto a las ventas (GST)

Deloitte Japan explica qué, antes de que se aprobaran las facturas de impuestos, las monedas digitales como Bitcoin “no entran en la categoría de ventas exentas, y como resultado, la venta de monedas virtuales en Japón se ha considerado como imponible para JCT (Consumo japonés Impuestos) fines”.

En Japón, el impuesto al consumo es actualmente un 8% fijo en todos los artículos, pero está programado para aumentar al 10% en octubre de 2019.

En vista del aumento que han tenido las criptomonedas vinculadas al Fiat, conocidas como Stablecoins, FSA sostiene qué:

“En principio, las monedas estables vinculadas por monedas legales no entran en la categoría de “monedas virtuales” basadas en la Ley de Servicios de Pago”. Esta declaración fue emitida a news.Bitcoin.com, refiriendo al trato que le da la ley japonesa a los stablecoins.

El pasado 09 de octubre El GMO Internet Group de Japón anunció  planes para emitir una establecoin con yen denominada GMO Yen japonés. Ya en el negocio de crypto exchange y hardware de minería, la compañía planea lanzar su tercera empresa crypto con esta stablecoin.

La compañía detalló lo siguiente:

“GMO Yen japonés (símbolo ticker: GJY)” se lanzará a través de la marca unificada (marca global) ‘Z.com’ en la estrategia del Grupo de Internet GMO. Será una ‘moneda vinculada al yen’.

Observando que ya existen 57 monedas estables en el mundo, 23 de las cuales ya están en circulación, GMO reveló que planeaba comenzar a emitir la moneda estable para la región asiática alrededor del año fiscal 2019.

La subsidiaria de GMO Internet, GMO Coin, opera uno de los 16 intercambios de cifrado registrados en Japón. El país también tiene otros tres intercambios criptográficos que la FSA ha permitido operar mientras se revisan sus aplicaciones.

Requisitos de registro

En general, las empresas deben registrarse como “Emisores de instrumentos de pago prepago” o “Proveedores de servicios de transferencia de fondos” basados ​​en la Ley de servicios de pago, cuando los agentes de corredores de divisas virtuales comercializan monedas estables.

Según FSA  hay dos instrumentos de pago de forma pre-pagada que se dividen en: los de propia empresa y los de terceros.

En cuanto a los proveedores de servicios de transferencia de fondos, el Banco de Japón detalló qué:

“Bajo la Ley de Servicios de Pago, aquellos registrados como proveedores de servicios de transferencia de fondos pueden realizar transacciones de transferencia de fondos de hasta 1.000.000 de yen ($ 9,000)” sin una licencia bancaria. “En otras palabras, las transacciones de transferencia de fondos de más de un millón de yenes todavía son manejadas exclusivamente por los bancos”.

FSA señaló…

Que se requerirá los registros como proveedor de servicios de transferencia de fondos cuando una entidad o persona ejecute una transacción de intercambio de 1.000.000 de yenes equivalentes, o menos, en el curso de operaciones.

Por su parte, culminó informando que se requerirá una licencia para actividades bancarias sostenida a la “ley de bancos” para transacciones de intercambio que sobrepasen 1.000.000 de yenes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *