Bitcoin es ilegal, pero es una propiedad: Tribunal Chino

De alguna forma, en nuestra mente tenemos registrado que todo aquello que es ilegal es malo e incorrecto.  Estas palabras las relacionamos instantáneamente como si fueran sinónimos, cuando en realidad no lo son.

Lo que quiero decir es que: “cuando algo es legal no significa que sea correcto”. Sin entrar en controversias, pongo de ejemplo, el sacrificio de animales de la calle; quizás sea legal en algunos países pero eso no significa que sea lo correcto o que esté bien hacerlo. O en países donde es legal que los gobiernos cobren a sus ciudadanos por usar el Sol para producir energía eléctrica, como si fueran los dueños del sistema solar.

Lo pongo en ese tono, para tratar de explicar que muchas personas se reservan o temen entrar al mundo de las criptodivisas; porque escuchan o leen que son ilegales. Esto les genera miedo, incertidumbre y por ello prefieren mantenerse al margen. Lo que quiero decir, es que hoy en día podemos usar Bitcoin aunque no sea legal.

Pero no debemos olvidar, que en estos tiempos las leyes y las reacciones de los gobiernos son muy lentas comparadas con la velocidad en que avanzan las tecnologías; como el caso de UBER, que es una empresa multimillonaria, de talla mundial que un muchas ciudades del mundo es ilegal, sin embargo ahí sigue UBER; pues es ilegal, pero no es incorrecto.

Algo similar ocurre en China, donde las leyes suelen ser muy restrictivas y conservadoras. La postura de las leyes y el gobierno chino frente al Bitcoin y las criptomonedas durante el último año había estado siendo bastante negativa, inclusive llegando a cerrar plataformas de intercambio.

Sin embargo, dentro de este ambiente de regulación estricta, existen informes que indican que un tribunal con sede en Shenzhen ha fallado a favor de Bitcoin, lo que probablemente mejore el precario clima regulatorio de China que rodea a las criptomonedas y permita que otros países tomen el ejemplo.

De acuerdo con el informe, la Corte de Arbitraje Internacional de Shenzhen falló a favor de un demandante no identificado en una disputa de transferencia de capital, en la cual el demandado no devolvió las tenencias de Bitcoin (BTC), Bitcoin Cash (BCH) y Bitcoin Diamond (BCD) como se había acordado en un acuerdo contractual.

El demandado en este caso argumentó que el acuerdo completo entre las partes era inválido, ya que Bitcoin y las otras criptomonedas no se reconocen como monedas bajo la ley china. Con esto, el demandado pretendía anular su obligación contractual.

Pero el tribunal se opuso a este razonamiento y dictaminó que la posesión de estos activos como propiedad no es ilegal en sí misma, por lo que no es ilegal incluir la transferencia de activos criptográficos como una cláusula vinculante en los acuerdos comerciales.

Dentro del marco de este informe, se destaca que el juez tuvo el cuidado de puntualizar que Bitcoin “no es una moneda emitida por la autoridad monetaria ni una moneda de curso legal electrónica”, aunque esto no debe impedir que se la proteja como propiedad personal”; desde mi opinión, un gran acierto en la lógica del juez.

Así mismo, el tribunal concluyó que:

“Bitcoin no es una moneda legal, pero no hay duda de que merece protección por ley como propiedad. Bitcoin tiene atributos de propiedad … valor económico y puede traer beneficios económicos”.

El informe anterior, nos da la pauta de los avances que se tienen en materia legal, o al menos en la apertura y juicio de las personas. Aunque las leyes llevan su tiempo para poder aprobarse, es grato saber que en este caso, el juez antepuso el derecho del demandante de exigir lo que le pertenecía como una propiedad a pesar de no considerarse como dinero legal.

En este caso, el demandado dejó entrever en su argumento que no pagaría los bitcoins, porque eran ilegales, y pensó que el juez por “proteger” al demandante de recibir algo ilegal, no lo obligaría al demandado a cumplir con el contrato.

Sin embargo, es nuestro derecho a utilizar cualquier cosa que consideremos dinero. Siendo extremistas, en un caso hipotético, si yo deseo cambiar mi trabajo por piedras, esa será mi decisión; al cabo es mi trabajo, pues sólo yo sabré para qué quiero las piedras.

Las personas aceptan el dinero fiat, no porque tenga un valor en sí mismo, sino más bien porque se puede cambiar por cosas que si lo tienen. Si encontráramos a alguien que también acepte nuestras piedras, pues entonces podríamos negociar, aun sabiendo que las piedras no serían dinero legal.  Recordemos que el dinero simplemente es un medio de intercambio.

Me despido como siempre recordándoles que:

“La esencia del Bitcoin, es darles soberanía y libertad a los individuos sobre su dinero para el control de sus riquezas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *